Utilizamos cookies para analizar tu navegacion. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso, más información
 
INICIO Regiones de Tailandia Consejos Varios Prevención y Vacunas Visados y Embajadas Viaje por India
Alojamiento
Historia
Gobierno
Geografía
Economía
Demografía
Religión
Cultura
Gastronomía
Celebraciones
Fotos
Videos
Artículos varios
SIGUENOS EN
Facebook

planificador de viaje

HEPATITIS C

 

La hepatitis C es una enfermedad infectocontagiosa que afecta al hígado, y es producida por la infección con el virus de la hepatitis C (VHC). Cualquier hepatitis hace que el hígado se inflame y deje de funcionar bien.

Pero necesitamos un hígado sano para vivir bien, ya que este órgano combate las infecciones y detiene las hemorragias. Este órgano elimina medicamentos, drogas y otras sustancias tóxicas de la sangre y además almacena energía que puede usarse en caso necesario.

La hepatitis C no suele dar síntomas, y cuando es diagnosticada muchas veces la persona se siente ya muy enfermo. Pero infectarse con el VHC no significa desarrollar la enfermedad en el hígado. Puede incluso infectarse después de décadas.

PREVENCION
Introducción
Seguros de viaje
Cólera
Dengue
Diarrea del viajero
Difteria
Esquistosomiasis
Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C
Malaria
Meningitis
Rabia
Fiebre Tifoidea
Disentería
Botiquín

haciendo una transfusion de sangre
Las transfusiones de sangre que se realizaron antes
de 1992, puedieron contagiarse de hepatitis C sin
saberlo, Steve Longus

Actualmente no existe una vacuna para la hepatitis C.

La hepatitis C se contagia por la sangre. La sangre sana se contagiará sólo si entra en contacto con sangre infectada. Por ejemplo:

Por prácticas médicas con mala esterilización como puede ocurrir en odontólogos, podólogos, etc.
Pincharse con una aguja contaminada con sangre infectada. Esto puede ocurrirle a trabajadores de la salud
Compartiendo agujas para drogarse.
Inhalando drogas y compartiendo el instrumento con que se aspira.
Nacer de una madre con hepatitis C.
Aquellos que recibieron alguna transfusión de sangre o alguna donación de órganos antes de julio de 1992 tienen más probabilidades de estar contagiados.

niño a la espalda de su madre
Una madre puede transmitir la enfermedad a su hijo a la hora
del nacimiento, Emdot

Hay que tener en cuenta que nunca se infectará por darle la mano a una persona infectada, ni abrazándola, ni besándola ni sentándose junto a ella.

El contagio por vía sexual sólo se da en casos de que exista sangrado. Y son muy raros los casos de contagio por hacerse un tatuaje o por hacerse perforaciones en el cuerpo, aunque siempre es conveniente la precaución y usar instrumentos esterilizados.

Besarse tampoco supone ningún riesgo, a no ser que las dos partes tengan heridas abiertas, que no es lo normal.

Antes de 1992, los médicos no podían detectar el virus de la hepatitis C en la sangre. Este hecho originó que muchas personas que recibieron sangre o un trasplante de algún órgano antes de este año pudieron infectarse. Sería conveniente hacerse la prueba de la hepatitis C, ya que esta enfermedad no presenta síntomas en la mayoría de los casos. En el caso de haber síntomas, éstas podrían ser similares a la de un estado gripal. Si los síntomas son los siguientes es conveniente hacerse la prueba en la mayor brevedad posible:



Cansancio, aunque puede pasar desapercibido
Náuseas
Picor en todo el cuerpo
Dolor de estómago
Fiebre
Pérdida de apetito
Sensación de dolor en la zona del hígado
Diarrea
Oscurecimiento de la orina
Excrementos de color claro
Color amarillento de los ojos y de la piel son síntomas apenas dados

haciendo un tatuaje en la piel
Hay que exigir que los tatuajes nos los hagan con
material esterilizado, Fleur-Design

Normalmente se detecta que una persona tiene hepatitis C cuando se hace un análisis de sangre, que quizá se haga una persona por otra causa, y se descubre por casualidad, quizá cuando donamos sangre, o cuando vamos a someternos a una operación.

Si esto ocurre hay que hacerse una prueba y determinar que presencia de anticuerpos contra el virus tenemos. El tener anticuerpos no significa que tengamos la enfermedad, sino que hemos estado en contacto con ella.

hombre afeitandose
No debeis compartir la maquinilla
de afeitar, Saintbob

Hasta los primeros 6 meses de la enfermedad sería la fase aguda, donde el 20% de las infecciones se curan solas. Después de un año entraríamos en la fase crítica, donde también suele haber curaciones espontáneas. Esta fase podría alargarse 20 o 30 años sin apenas tener síntomas, aunque finalmente podría acabar en cirrosis y posteriormente en cáncer de hígado. Esto último se da en menos del 5% de ocasiones. Se ha comprobado que la cantidad de virus en la sangre no afecta a la evolución de la enfermedad, pero podría ser importante para ver que nivel contagioso tiene cada afectado.

No existe cura para la hepatitis C ya que se dice que es una enfermedad crónica, pero hay un tratamiento que beneficia bastante a los pacientes. A principios del 2007 se puede decir que un 60% de los enfermos llegan al final del tratamiento prácticamente curados. Se trata de una combinación de dos fármacos, el interferón alfa pegilado que se administra por vía subcutánea una vez por semana y el antiviral ribavirin, que es por vía oral.

Los dos tienen bastantes efectos secundarios como fiebre, fatiga, depresión. En el caso del interferón el efecto más destacable es la pérdida de masa muscular al finalizar el tratamiento así como en cambio en la producción de glóbulos blancos y plaquetas., Y en el caso del ribavirin es que produce modificaciones que afectan a la reproducción y una tendencia a la anemia. Los hijos de una persona tratada con este fármaco podrían ser disminuidos psíquicos o con deformidades físicas durante el tratamiento. Los médicos no aconsejan engendrar hasta pasado 6 meses del tratamiento, y la Asociación Española de Enfermos de Hepatitis C aconseja no engendrar hasta pasado un año.

Para evitar el contagio de esta enfermedad se aconseja lo siguiente:

No compartir agujas para inyectarse.
Usar siempre guantes cuando se toque sangre de otra persona.
Usar condón en las relaciones sexuales donde pueda haber riesgo de sangrado.
No compartir cepillo de dientes ni máquina de afeitar.
Tatuajes y piercings hacerlos con instrumentos esterilizados, así como exigir a dentistas es uso de instrumentos esterilizados.
Si eres el enfermo no donar sangre ni plasma.

Mándanos un Mensaje
¿Tienes información que podemos añadir en esta página? Mándanos un mensaje

Nombre

Mensaje

Aquellas personas que tengan hepatitis C deben recibir la vacuna contra la hepatitis A y B. Se recomienda también que no tomen complejos vitamínicos, suplementos nutricionales ni medicamentos sin consultarlo antes con el médico. Y evidentemente evitar el alcohol y todo aquello que haga trabajar demasiado al hígado.

La hepatitis C se suele relacionar con las personas que tienen el VIH, ya que estas personas están más predispuestas a enfermar su hígado y adquirir esta enfermedad, además de que el tratamiento es más difícil para ellos. Esta infección apareció desde el principio relacionada con el Sida.


COMENTARIOS

 

Otros artículos de interés ...

 


Copyright © 2017 www.viajeportailandia.com. Esta obra tiene contenidos que están bajo una licencia de Creative Commons
Para más información lea las condiciones de uso /Contacto