Utilizamos cookies para analizar tu navegacion. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso, más información
 
INICIO Regiones de Tailandia Consejos Varios Prevención y Vacunas Visados y Embajadas Viaje por India
Alojamiento
Historia
Gobierno
Geografía
Economía
Demografía
Religión
Cultura
Gastronomía
Celebraciones
Fotos
Videos
Artículos varios
SIGUENOS EN
Facebook

planificador de viaje

HEPATITIS A

zonas con predominio de hepatitis A

PREVENCION
Introducción
Seguros de viaje
Cólera
Dengue
Diarrea del viajero
Difteria
Esquistosomiasis
Hepatitis A
Hepatitis B
Hepatitis C
Malaria
Meningitis
Rabia
Fiebre Tifoidea
Disentería
Botiquín

El virus de la hepatitis A se transmite de persona a persona, o a través del agua y alimentos contaminados por saliva o heces de personas portadoras, ya que el virus suele quedar en el hígado y se disemina por la materia fecal. Es típica la transmisión por comer alimentos preparados por alguien con la enfermedad. La hepatitis es una enfermedad caracterizada por la inflamación del hígado, produciendo su mal funcionamiento. Y debido al aumento del tamaño de este órgano causa dolor al estimular la cápsula externa, que es donde se encuentran las terminales sensitivas.

Nuestro cuerpo necesita tener un hígado sano, ya que este órgano desempeña muchas funciones para mantenernos vivos. El hígado combate infecciones y detiene hemorragias, elimina medicamentos, drogas y sustancias tóxicas. Además el hígado almacena energía que puede usarse en caso necesario.

Se conocen 7 virus que pueden causar hepatitis A, B, C, D, E, F y G. Siendo los virus de la A, B y C las que ocasionan casi el 90% de los casos de hepatitis. La hepatitis A es una enfermedad infecciosa producida por el virus de la hepatitis A (VHA). Este virus no siempre produce hepatitis aguda o acumulación de pigmentos biliares en la sangre dando esa tez amarillenta, ya que a veces produce apenas un síndrome gripal.

Menos del 5% de los afectados llega a desarrollar una hepatitis fulminante que precise trasplante hepático. Normalmente la enfermedad evoluciona hacia la curación completa. La población de riesgo suelen ser niños de países en desarrollo, y a esta edad no suele ser grave. Es más problemático en la edad adulta en los países desarrollados. Hay que tener en cuenta que se contagia muy fácilmente. En la infancia las infecciones son leves, pero aumentan con la edad.

Está recomendada la vacunación para los viajeros que viajen a Tailandia. Sobre todo se recomienda a aquellos que vayan a permanecer en el país más de 6 meses. Independientemente de viajar a este país se recomienda la vacunación a aquellos hombres que tengan relaciones sexuales con otros hombres, a las personas con enfermedades crónicas del hígado y a aquellas personas que puedan estar más expuestas por trabajar en hospitales.

Los síntomas aparecen, por lo general, de los 15 a 45 días después de la exposición a la infección. En un principio los síntomas en los adultos podrían ser parecidos a los de la gripe, tales como cansancio, náuseas, fiebre, perdida de apetito, dolor de estómago o diarrea. Algunas personas pueden tener oscurecimiento en la orina, excrementos de color claro, o color amarillento en ojos y piel. Y puede ocurrir que algunas personas no presenten ningún síntoma.

La mayoría de las personas que contraen hepatitis A se recuperan por sí solas en pocas semanas. Hace falta reposo en cama, normalmente una semana. Pero puede haber casos de haber una recuperación no tan rápida. El hígado podría permanecer inflamado durante seis o más meses, incluso de por vida. En estos casos habría el riesgo de infectar a otras personas durante un largo periodo de tiempo, e incluso volver a coger la enfermedad.


lavandose las manos
Lavarse las manos constituye un
factor determinante en la
prevención de la hepatitis A

icono de un grijo tachado
Recuerda evitar beber
agua del grifo en la Tailandia

Lo mejor como siempre es la prevención, y no estaría mal ponerse la vacuna para evitar esta enfermedad. Desde 1992 existe esta vacuna segura y eficaz que puede prevenir sin problemas la enfermedad y que ofrece una protección para 10 años como mínimo. La vacuna le enseñará a su organismo como atacar al virus. No tiene sentido vacunarse si ya se ha sufrido la hepatitis A ya que se trata de una enfermedad que confiere inmunidad, y sólo se pasa una vez en la vida. De todas formas si se vacuna a un niño que ya ha pasado por la enfermedad no resulta perjudicial. Se administra en forma de inyección y los adultos deben recibir dos o tres inyecciones en el plazo de 6 a 12 meses, es decir, si las dosis son dos, éstas deben darse por lo menos con 6 meses de diferencia.

cocinero en una cocina
La hepatitis A se transmite a través de la materia fecal de las personas, por ello los cocineros deben lavarse las manos después de ir la baño, Tracyhunter

Es necesario aplicar todas las inyecciones para quedar protegido. Pero en caso de necesitar vacunarse y tener menos de un mes antes de viajar, se puede recibir una vacuna de inmunoglobulina (IG), que ofrece una protección inmediata y temporal actuando como anticuerpo. La vacuna de la hepatitis A se puede aplicar al mismo tiempo que otras.

Como recomendaciónes podríamos citar las típicas y las de más sentido común, como por ejemplo lavarse las manos después de ir al baño y antes de preparar alimentos, no tocar excrementos sin usar guantes, beber sólo agua embotellada, tener cuidado con los cubitos de hielo, etc.

La vacuna de la hepatitis A podría causar reacciones alérgicas, pero es tan sumamente pequeño el riesgo, que es más seguro vacunarse contra esta enfermedad que adquirir la enfermedad.

 

niños recibiendo vacunas
Si nos ponemos la vacuna podríamos sentir cierto dolor en el lugar donde nos la ponemos, Zmxncbv.com

una chica poniendose una vacuna
Se recomienda vacunarse contra
este virus si visitas un país endémico, Steve Longus

Al ponernos la vacuna podríamos tener durante un par de días dolor en el lugar donde la inyectamos (cerca de 1 de cada 2 adultos le ocurre), quizá podríamos tener también algo de dolor de cabeza, perdida de apetito, cansancio. Si la vacuna nos produce una reacción alérgica grave lo sabríamos en el periodo de tiempo entre un minuto y algunas horas después de haber sido vacunado. Tendríamos fiebre alta, dificultad en la respiración, ronquera, urticaria, mareos, palpitación rápida. Esa persona debe ir inmediatamente al médico. Y si es la primera dosis que se pone, evidentemente no debe pensar en ponerse la segunda dosis. Si se es alérgico a algún tipo de medicamento tienes que decírselo a tu médico antes de vacunarte, y si estás recuperándote de alguna enfermedad, debes curarte antes de meterte la vacuna.

Los niños, una vez infectados no presentan síntomas, por lo que diseminan el virus a otros compañeros y a las aguas fecales contaminando el medio. De esta manera todas las personas quedan vacunadas de forma natural.

Cuando se infecta una persona que no tiene anticuerpos y que procede de un país desarrollado, desarrolla la enfermedad en su país de origen al regreso. Así pues estas personas portadoras o infectadas introducen el virus en sus países.

publicidad en el metro con dos personas besandose
Otra forma de transmitir la enfermedad es por medio de las relaciones sexuales, malias

Mándanos un Mensaje
¿Tienes información que podemos añadir en esta página? Mándanos un mensaje

Nombre

Mensaje

 

 

 


 

COMENTARIOS

 

Otros artículos de interés ...

 


Copyright © 2017 www.viajeportailandia.com. Esta obra tiene contenidos que están bajo una licencia de Creative Commons
Para más información lea las condiciones de uso /Contacto