Utilizamos cookies para analizar tu navegacion. Si continuas navegando entendemos que aceptas su uso, más información
 
INICIO Regiones de Tailandia Consejos Varios Prevención y Vacunas Visados y Embajadas Viaje por India
Alojamiento
Historia
Gobierno
Geografía
Economía
Demografía
Religión
Cultura
Gastronomía
Celebraciones
Fotos
Videos
Artículos varios
SIGUENOS EN
Facebook

planificador de viaje
Ir a índice de artículos

VIAJE POR EL SURESTE ASIATICO
"ARTICULOS DE INTERES"


El sueño de cualquier viajero es poder hacer un viaje por el sureste asiático de al menos 6 meses de duración, y si es posible tomarse un año sabático y deambular por estos países sin tener en cuenta demasiado la fecha de regreso. Este sueño es algo que tuve la suerte de poder hacer realidad, y es algo que recomiendo a todo el mundo. De hecho creo que la mayoría de la gente podría hacerlo. Los impedimentos y las excusas nos las ponemos nosotros mismos. Una vez que hayas tomado la decisión de coger la mochila y tengas la fecha elegida te darás cuenta que el viaje ya te está aportando experiencias nuevas. No tengas reparo en viajar solo o sola. En el sureste asiático pocas veces sentirás la soledad y verás que hay muchos viajeros como tú que han emprendido esta experiencia en solitario también. No cargues mucho la mochila, con poco peso se viaja mejor, y se vive mejor. Vas a descubrir que este viaje va a ser una pura metáfora de la propia vida.

songthaew desde Krabi a Ao Nang
En Krabi, en un songthaew dirección a Ao Nang,
septiembre 2013, viajeportailandia.com

La mayoría de los viajeros que visitan el sureste asiático llegan a Bangkok. En esta ciudad está uno de los aeropuertos que más vuelos internacionales recibe. Esta ciudad está bastante bien para aclimatarse un poco a las altas temperaturas, a la humedad, a la comida, a los puestos callejeros, a los mercados, a la búsqueda de alojamiento, … en fin, aclimatarse a todo aquello que vas a tener que enfrentarte durante los siguientes meses por esta parte del mundo.

En este viaje por el sureste asiático vas a visitar países como Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Malasia, Singapur, Indonesia o Myanmar. Pero no debes olvidarte de la India o Nepal, que aunque no pertenecen al sureste asiático se encuentran muy cerca. Desde Bangkok hay vuelos bastante económicos a la India. Cuando hayas recorrido varios países del sureste asiático y te hayas hecho un experto viajando podrás disfrutar de la India y Nepal. Estos dos países, sobre todo la India, pueden ser bastante complicados si no tienes antes algo de experiencia viajando y vas a recorrerlo por tu cuenta.

Antes de salir de viaje deberás informarte un poco sobre los lugares que vas a visitar, y sobre todo el tema de los visados y los requisitos de entrada que tiene cada país. El trámite de visado en la mayoría de los países de por aquí es bastante sencillo, pero está bien informarse antes. Hoy en día hay muchos videos en youtube donde otros viajeros muestran sus experiencias, y dan consejos sobre lugares que han visitado. Hay en la red blogs de viajes muy interesantes que te ayudarán mucho a no perderte los puntos más interesantes. ¿Has pensado en crear un blog y contar tus propias experiencias durante tu viaje? Sería una buena manera de aportar tu granito de arena a los viajeros que recorran están tierras posteriormente.

 

Antes la famosa guía de viajes Lonely Planet era la biblia de los viajeros, pero ahora cada vez se usa menos gracias a internet y los numerosos blogs que aportan información más actualizada y de primera mano. Lo que puede aparecer en Lonely Planet como un alojamiento bueno y barato es muy posible que al año próximo tenga precios más altos. Revisa los alojamientos de alrededor antes de decidirte por algo que no te convence demasiado.

Así pues, empezamos nuestro viaje por Bangkok y enseguida nos daremos cuenta que moverse por aquí resulta bastante sencillo. Este país está acostumbrado al turismo, y por ejemplo el tema del transporte está muy bien organizado. Verás numerosas agencias de viajes donde poder adquirir billetes de autobús, tren o barco a casi todos los lugares del país.


Kao San Road en Bangkok
Kao San Road en Bangkok, una calle que le
mochilero del sureste asiático conoce muy bien
viajeportailandia.com
Los primeros días se recomienda estar atento a la forma de actuar de la gente local, los dueños de los alojamientos, los conductores de tuk-tuks o taxis, los guías locales, etc. El regateo es un ejercicio que has de practicar durante todo el viaje. Si esto es algo que no te agrada demasiado yo te recomiendo que te vayas acostumbrando y te lo tomes como un juego. Hay que buscar el precio justo, y no pagar más aunque a nosotros nos parezcan precios bastante económicos. Vas a usar constantemente los tuk-tuks para moverte de un sitio a otro, y el tema del regateo va a ser fundamental. Es bastante común que te ofrezcan un recorrido gratis en tuk-tuk para enseñarte lo más destacado de un lugar, pero realmente lo que el conductor quiere es que visites ciertas tiendas donde ellos, compres algo o no, se llevarán una comisión por llevar un cliente. Podría probarlo alguna vez como curiosidad, pero es algo realmente cansino, sobre todo si no estás pensando en comprar nada. A veces ese lugar que quieres visitar dentro de una ciudad está bastante cerca, y no necesitas ir en ningún tipo de transporte. Anda, anda y siempre que puedas anda. Que tus pies sean el mejor medio de transporte.

En este viaje debes dejarte llevar y permitir que el día a día te sorprenda. Está muy bien hacer planes, pero está genial estar dispuesto a cambiar esos planes si el momento lo requiere. Es muy importante, e interesante, hablar con otros viajaros y escuchar sus experiencias. Seguramente ellos te cuentan algo de un lugar que han visitado porque les ha sorprendido, así que puede ser que a ti te sorprenda también. Intenta salir de vez en cuando de las rutas turísticas. El famoso “banana pancaketrail (recorrido que hacen la mayoría de los viajeros)” hay que saltárselo alguna vez. Puede ser cierto que en las rutas turísticas encontramos lo más interesante de cada país, pero a veces lo más interesante se encuentra en su gente y en su forma de vivir día a día. Visita los mercados y observa las compras que hace la gente local. Estos mercados te aportan mucha información sobre la cultura de cada lugar. También es recomendable comer donde lo hace la gente local. Es fácil comer en restaurantes para turistas donde tenemos un menú en nuestro idioma y platos relativamente conocidos, pero permítete sorprenderte con nuevos sabores y texturas. No te olvides de los puestos callejeros ya que resultan bastante interesantes y baratos. Elije aquellos que te inspiren confianza y estén cocinando al momento.

Para poder relacionarte con la gente local es muy práctico saber algunas palabras en el idioma de cada país. Al menos, palabras básicas como “hola”, “gracias”, “buenos días”, los números... Estas palabras las puedes aprender en cualquier momento, en algún trayecto de autobús de un par de horas, por ejemplo, así que no tengas pereza y haz este pequeño esfuerzo.

Siempre es importante guiarte por el sentido común. No debes desconfiar de todo el mundo ni creerte todo lo que te dicen. Si quieres que te lleven a un alojamiento determinado no te creas cuando el conductor te dice que ese alojamiento está cerrado o es malo, seguramente quiere llevarte a algún lugar donde él tiene comisión. Por otro lado, quizá el sitio donde quiere llevarte está bien también, y puede que te apetezca que ese conductor simpático se lleve algo de dinero por su simpatía y servicio. Todo está bien, siempre que tengas claro que tú quieres ir a ese sitio y no es algo impuesto.

Prachuap Khiri Khan
Vendiendo insectos fritos en el mercado de
Prachuap Khiri Khan, viajeportailandia.com

En general debes viajar con la mente abierta, debes respetar las costumbres de cada país, aunque te resulten extrañas y no estés de acuerdo con ellas. No te bañes en una playa en topless, respeta las normas de los templos con el tema de vestimenta, …Yo recomiendo viajar para enriquecerte, sin pretender cambiar nada. Siempre está bien aportar algo positivo allí donde vas, pero siempre hay alguien que ve injusticias por todos lados y pretende cambiarlas. Recuerda que tú estás de paso, y si quieres cambiar algo deberías quedarte a vivir en ese lugar una larga temporada, ¿estás dispuesto a eso? Recuerda sonreír cuando viajas, sonríe, sonríe y sonríe. Se consigue más con una sonrisa que con aptitudes de fastidio. Eso es algo muy bueno que puedes aportar a la gente con la que te topes. Deja todo tal y como te lo encontraste, solamente deja tu sonrisa J ¡Buen Viaje!

 

Mándanos un Mensaje
¿Tienes información que podemos añadir en esta página? Mándanos un mensaje

Nombre

Mensaje


COMENTARIOS

 

Otros artículos de interés ...

 


Copyright © 2017 www.viajeportailandia.com. Esta obra tiene contenidos que están bajo una licencia de Creative Commons
Para más información lea las condiciones de uso /Contacto